Jul 20

Álvaro Fernández Dávila TREMENDO ENTRENADOR EN ESPAÑA – ORGULLO AREQUIPEÑO


Álvaro Javier Fernández Dávila (Arequipeño) Está detrás de los grandes triunfos.
FELICITACIONES ALVARO
Todos lo saludan, lo felicitan y lo abrazan. una de sus pupilos se subió al podio del mundial de atletismo en Nairobi Kenia y eso es motivo de orgullo para España, el entrenador peruano de origen arequipeño es tutor de los mejores atletas que hoy en día tiene España.
El destacado ex atleta que por los años 83 fue seleccionado nacional represento al Perú en las pruebas combinadas del atletismo y que también fue uno de los entrenadores más destacados dejando un pasado lleno de glorias pasando por el club inter, colegio la Salle en Arequipa donde siempre fue formador de notables deportistas, optimista, poseedor de una gran intuición, humilde y sobre todo muy querido por todos los deportistas que han estado a su cargo, Álvaro Javier Fernández Dávila es uno de los grandes responsables del momento que hoy vive el atletismo español.
Es que el mundial volvió a dejar en claro su notable trabajo, algo que todos lo ven y que por suerte para él y sus atletas, se ve reflejado en el día a día y también en la pista, donde María Vicente brillo y se colgó del oro.
Uno como entrenador está con ellos todo el día. Son más de seis horas de entrenamientos y a eso hay que sumarle todos los años y los viajes juntos. Somos una familia. No existe un atleta sin entrenador y tampoco un entrenador sin atletas. Y más en el alto nivel. Uno maneja todo lo que es la conducción del deportista. A veces puede salir mejor o a veces peor y no se da lo que se pretende, pero es el tutor y el padre de lo que es el resultado porque uno está trabajando en una planificación tan exacta y tan perfecta, que a veces la diferencia de una décima te puede dejar fuera de una final de un Mundial o fuera de un récord nacional”
Álvaro Javier Fernández Dávila no ocultó su felicidad tras la medalla de oro obtenida por María Vicente y en medio de una gran expectativa en la pista del atletismo del Estadio de Nairobi Kenia.Y no es para menos. Uno de los deportistas que lleva trabajando con él, es campeón mundial de una prueba tan exigente como es las pruebas combinadas
Esas felicitaciones que reciben el deportista y también el entrenador es algo único.
María Vicente ha hecho historia en el atletismo español. Con apenas 16 años, la atleta de Bellvitge, un barrio de L’Hospitalet, logró el oro en heptatlón en los Mundiales juveniles de Nairobi (Kenia). Dominó la atleta catalana la prueba de inicio a fin, conquistando hasta tres de las siete especialidades en las que participó. Nunca un atleta español (masculino o femenino) había ganado un mundial juvenil. Es más, ninguna atleta española, de cualquier categoría, había obtenido medalla en esta prueba tan exigente.

La clasificación
1. María Vicente (España): 5.612 puntos.
2.- Johanna Siebler (Alemania): 5.602.
3.- Urte Bacianskaite (Lituania): 5.467.
4.- Marshella Foreshaw (Alemania): 5.430.
5.- Beatrice Juskeviciute (Lituania): 5.408-
Una prueba que dura dos días y reconoce a los deportistas más polivalentes. Comenzó el viernes ganando en 100 vallas, quedó segunda en altura, donde superó el 1.73 m, fue sexta en el peso, lo que le permitió acabar la primera jornada como líder tras dominar en los 200 metros con un tiempo soberbio de 24.00, la segunda mejor marca juvenil española de la historia.
María Vicente, campeona del mundo juvenil en heptatlón.

Jul 12

LA FOTO FINISH EL JUEZ MAS INFALIBLE

Tour de Francia 2017
La ‘foto-finish’: el juez más infalible Cortesia Elmundo deporte.es
Kittel (abajo) se impone a Boasson Hagen, en la meta de Nuts Saint Georges. HANDOUTAFP2Comentar
• 12 JUL. 2017 18:08

Dos etapas se han resuelto con este sistema, un sofisticado método que permite lanzar hasta 10.000 imágenes por segundo
Cinco técnicos vigilan media docena de monitores en una pequeña cabina portátil instalada en un lateral del arco de meta de la etapa de Pau. Ellos controlan, examinan e interpretan las imágenes captadas por tres cámaras en el panel que preside la línea de llegada. Esas secuencias sirven para configurar la foto finish, el juez infalible de este Tour de Francia.
El ojo del halcón de la Grande Boucle ha adquirido una notoriedad inesperada en esta primera mitad de la carrera por la resolución de las jornadas ganadas porMarcel Kittel y Rigorberto Urán en Nuit Saint Georges y Chambèry,respectivamente. Cuando la percepción humana es incapaz de distinguir la realidad es necesario acudir a la tecnología de alta definición y ahí aparece este sofisticado sistema de captación de imágenes que culmina en la foto finish.
Kittel superó a Boasson Hagen por seis milímetros. El alemán aventajó al noruego en 0,0003 segundos, es decir, fue tres diezmilésimas más veloz. En la etapa en la que se midió la distancia más corta en la historia del Tour se emplearon 3.900 imágenes. Cuanto más apretado es el sprint, más secuencias habrá que analizar. Este servicio está contratado expresamente por ASO, la organizadora de la ronda francesa.
El sistema desarrollado por la empresa asociada de Swatch Group, Swiss Timing, a la que pertenece Tissot, cronometrador oficial del Tour de Francia, permite diseccionar las imágenes hasta extremos insospechados. En el Tour se están ofreciendo hasta casi 4.000 secuencias por segundo, pero esta cifra puede ascender hasta las 10.000, que son las que se utilizan para la Fórmula 1 y para elMundial de motociclismo. Cuánta más velocidad, mas sucesión de imágenes.
En el Tour de Francia, los resultados de la foto finish se envían a los medios televisivos y a los jueces de la carrera en un margen de 10 segundos. Este método permite confeccionar las clasificaciones de la etapa y de la general en un reducido tiempo. Para controlar el paso de los corredores también se recurre a lostransponder (instalados en las bicicletas) y a las cédulas fotoeléctricas situadas en la línea de meta. Triple control que evita errores y acaba con el aquel impagable trabajo de los comisarios que anotaban manualmente los dorsales de los ciclistas.
La foto finish también se utiliza en los spritnes especiales y en las pancartas de tres kilómetros a meta (a partir de ese momento los cortes por caídas no se contabilizan), zonas controladas por tres técnicos ajenos a los que se encuentran en la llegada.
Los responsables de las cámaras y ordenadores afirman que disponen de un generador autónomo de energía de seis horas, por lo que, según dicen, está garantizado el control de cualquier etapa. Nada se escapa al ojo de halcón.